martes, 18 de septiembre de 2012

CONFITURA DE MELÓN



INGREDIENTES:

 Un melón y azúcar.

ELABORACIÓN: 

 En temporada de verano no todos las melones que compramos salen buenos, siempre hay alguno que llamamos “pepino” porque está muy duro y es muy soso, hay quién lo hace como ensalada, pero aunque se gaste un poquito más de tiempo, yo prefiero confitura o mermelada, ya que se conserva mucho tiempo y es muy agradable de sabor. 

En esta ocasión he hecho mermelada  porque estaba muy soso, cuando está muy duro prefiero dejarlo en trozos grandes enteros, siguiendo la misma preparación. 

Primero se pone en una cacerola el melón troceado junto con el azúcar, la cantidad de azúcar depende del peso del melón, yo lo hago un poco a ojo, pero con ½ kgm de azúcar por melón es suficiente ( hay que cuidar un poco con el azúcar). Después  se pone a fuego medio y se añade medio vasito pequeño de agua y cuando empiece a hervir se pone a fuego lento durante media hora, de apaga y se deja reposar hasta que enfríe, después se vuelve a cocer otra vez a fuego lento, y cuando coja un color dorado ya está listo. (Si se deja en trozos, cuando está muy duro, está buenísimo).  

Cuando está frío se pasa por el pasapurés, y queda una mermelada lista para comer, pero si se quiere conservar, se llena en botes de cristal y se cierran herméticamente, y se ponen a cocer en agua al “baño María” durante 15 minutos, cuando estén fríos se etiquetan con la fecha y el producto, ya que hago diferentes tipos de conserva, que en otra receta explicaré, ya que en verano hay mucha fruta y verdura para poder guardar, solo hay que gastar un poco de tiempo.