martes, 14 de julio de 2009

Migas al estilo de mi madre

Me acaba de enviar por correo mi madre unas migas para que las cuelgue en su blog...que tortura ver esa foto a la hora de comer. Os la dejo aquí:

INGREDIENTES:

Pan cortado, ya en migas.
Un pimiento verde.
Media cebolla (o una pequeña)
Jamón en trocitos (100 grs.)
Agua, para mojar las migas.
Aceite de oliva.
Ajos 4, o, 5 dientes.

ELABORACION:

La receta de las migas puede ser muy sencilla, pero como ya pongo en el comienzo(elaboración) requieren una preparación especial y mimada que comienza en el corte de las migas. Lo mejor de mi receta es que las corta mi madre, Fermina, que las corta con mucha paciencia y con mucho cariño. Siempre que voy a verla me guarda un “bocico con migas” El “bocico” si es pequeño, o el “bozo” si es más grande, es una bolsa de tela pequeña, que tiene en un lado una cinta cosida que sirve para atarlo cuando está lleno, no se si es una palabra Aragonesa, o sólo de Tarazona, pero yo la he oido en mi casa toda mi vida y suena muy bien.

Bueno, sigo con la receta, las migas deben de estar cortadas muy menudas y las cantidades un poco a ojo, pero para 4 personas puede ser ½ kg. de migas, que se ponen en un recipiente grande (puede ser de plástico). Una vez en el recipiente, las migas se van mojando con agua como si se fueran espolvoreando y dando vueltas a la vez, para que queden “sueltas” ni muy mojadas, ni muy secas, es mejor mojarlas unas horas antes de cocinar , o mejor la noche anterior, y se tapan con un paño hasta el momento de hacerlas, ya que si es necesarios basta con volverlas a mojar un poco.

Despúes calentamos una sartén grande (antes de echar el aceite) y una vez esté bien caliente echamos una buena chorrada de aceite de oliva, pero sin pasarse, y seguidamente se va añadiendo primero los ajos, se doran un poco, luego el pimiento verde troceado, después, cuando se le haya dado unas vueltas, se añade la cebolla (bien picadita) y los trocitos de jamón. Se refríe todo muy poco y antes de que se termine de hacer el sofrito se añaden las migas, y se va removiendo todo con una cuchara o espátula de madera todo a fuego medio-bajo y removiendo sin parar durante 10 o 15 min. aproximadamente. En el momento que cogen ese color dorado ya están hechas y listas para servir calientes.

Las migas pueden llevar diferentes ingredientes, como longaniza o chorizo, eso va en gustos.
Cuando se sirven, generalmente se comen con granos de uva; pero se pueden acompañar con trocitos de otras frutas (melocotón, piña, manzana, naranja, mandarina, aguacate etc.)
También están muy ricas si en medio del plato se sirven con huevo frito.




1 comentario:

Eusebio dijo...

Lo del bocico, me ha llegado al alma, sobre todo al leer que eres de Tarazona de donde soy yo, que pequeño es el mundo, entro a ver una receta de migas y sale alguien de mi pueblo, que fuerte....